Consejos prácticos para mantener una buena convivencia familiar

Consejos prácticos para mantener una buena convivencia familiar

Como parte de tu vida en familia, sabemos que te preocupa mantener una buena convivencia en el hogar, ¿cierto? Porque sabes que la familia (Hábitat México, 2018). En ella, las personas se desarrollan y adquieren valores imprescindibles para la vida. Por eso, una buena convivencia familiar es el ingrediente fundamental para que tu hogar sea una fuente de amor y unión.

Los psicólogos afirman que las buenas relaciones familiares fortalecen los vínculos afectivos y el autoestima de los miembros de la familia (Rodríguez, 2018). Y no solo eso, también promueven el óptimo desarrollo y una alta calidad de vida (Hernández-Alba et al., 2016).

Somos conscientes de esta realidad y del gran trabajo que cada día haces por los tuyos. Por eso queremos compartir contigo algunos consejos para mantener una buena convivencia familiar y ayudarte en tu propósito de cuidarlos para estar unidos.

Convivencia familiar consejos prácticos para mantenerla en todo momento

Fomentando una buena convivencia familiar en el hogar

Estas son algunas de las estrategias y recomendaciones básicas para que logres fomentar y mantener una buena convivencia con tu familia.

Establezcan normas en común

(ICBF, 2020). Estas ayudan a que los integrantes desarrollen buena adaptación social y emocional al ambiente.

Las normas no han de ser impuestas, sino que deben ser conversadas y quedar claras para todos. Establecer responsabilidades, hora de la comida, tiempo de jugar, dar retroalimentación cuando hagan algo que no debens no solo garantiza la funcionalidad, sino también el bienestar de la familia (Rentería et al., 2008).

Procuren comer siempre juntos

El Instituto de Política Familiar de España (2016) ha enumerado los beneficios que se obtienen al comer en familia.

Comer en familia también ofrece la oportunidad perfecta para formar valores y favorecer el desarrollo del lenguaje en los niños. Esta capacidad les servirá en su proceso de sociabilidad en el colegio y con sus amigos.

*****

Por eso, las comidas en familia son uno de los pilares para construir una buena convivencia familiar.

*****

Compartan aficiones

Compartir una afición es otra buena oportunidad para convivir sanamente en familia. Encuentren una actividad que a todos les guste y busquen el tiempo para practicarla con regularidad.

Hacer una huerta, implementar juegos en familia o actividades para niños pueden ser buenas opciones. Así se fortalecerán los lazos entre ustedes. Los niños también se verán beneficiados en sus valores y habilidades de comunicación (Palomino-Leiva y Torro-Correa, 2014).

Asigna responsabilidades

Distribuir las tareas del hogar es otra estrategia para mejorar la convivencia familiar. Está relacionada con el establecimiento de normas en casa y es una buena forma de hacer que los hijos adquieran responsabilidades, cultiven este valor y se conviertan en personas autónomas (Rentería et al., 2008).

Fomenta el diálogo

Una de las cosas más importantes para favorecer una buena convivencia familiar es el diálogo. Tomarte el tiempo para hablar con tu familia sobre lo que piensas y lo que les pasa es bueno, sobre todo para los niños. Con esto, les ayudarás a aumentar su seguridad y autoestima (Rodríguez, 2018).

*****


En conclusión, lo más importante para lograr una buena convivencia familiar es siempre adoptar una actitud cercana y abierta al diálogo con todos, especialmente los más pequeños.

Solo así podremos hacer que nuestra familia se conecte con sus valores y raíces. En consecuencia, los niños tendrán un óptimo.


*****

REFERENCIAS.

– Rodríguez C. (2018). Vínculos afectivos: 10 orientaciones para fomentar su desarrollo. Educa y Aprende. Recuperado de https://educayaprende.com/vinculos-afectivos/

– Hábitat México. (2018). La familia como base de la sociedad. Hábitat para la Humanidad México. Recuperado de: https://www.habitatmexico.org/article/la-familia-como-base-de-la-sociedad.

– Hernández-Alba L., Ruiz-Pérez O., Tristá-Álvarez B. y Delgado-González Y. (2016). La orientación dirigida a mejorar la calidad de vida en la convivencia familiar y comunitaria. Ra Ximhai, 12(5), 101-112. Recuperado de https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=46147584007

– ICBF. (9 de marzo de 2020). ¿Cómo establecer normas y límites eficaces? Siete características que deben cumplir para que los niños las acepten. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Recuperado de: https://www.icbf.gov.co/ser-papas/como-ensenar-normas-y-limites-los-ninos-y-lograr-que-estos-las-cumplan.

– Instituto de Política Familiar (IPF) (2016). Los beneficios de comer junto a la familia. IPFE.org. Recuperado de http://www.ipfe.org/Espa%C3%B1a/Noticia/Los_beneficios_de_comer_junto_a_la_familia

– Palomino-Leiva M. & Torro-Correa L. (2014). La convivencia familiar y sus factores implicados en dos comunidades del municipio de Anserma-Caldas. Revista Criterio Libre Jurídico, 11(1), 65-84. Recuperado de https://revistas.unilibre.edu.co/index.php/criteriojuridico/article/view/685/535

– Rentería E., Lledias E. y Giraldo A. (2008). Convivencia familiar: una lectura aproximada desde elementos de la psicología social. Diversitas: Perspectivas en Psicología, 4(2), 427-441. Recuperado de https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=67940215