Receta de galletas: paso a paso para prepararlas | Campi®

Receta de galletas: la mejor forma de prepararlas en casa

Receta de galletas: la mejor forma de prepararlas en casa

Las galletas con chispas de chocolate son suaves, esponjosas, un tanto melcochudas en el centro y crocantes por fuera. Estas nacieron por accidente cuando la chef estadounidense Ruth Wakefield estaba preparando galletas de mantequilla. Colocó trozos de chocolate sobre la masa pensando que se integraría formando una galleta de chocolate. El resultado no fue lo que esperaba, pero la receta de galletas se volvió muy popular y hoy en día son las preferidas de muchos (León, 2021).

Son perfectas para prepararlas en casa y disfrutarlas como snacks en familia. Las puedes acompañar con bebida vegetal de almendras Jappi®, té o un buen café. En esta receta de galletas lo importante es saber mezclar bien los ingredientes para conseguir una consistencia cremosa por dentro, que será lo que hará que queden bien melcochudas. Son fáciles de hacer, pero debes cuidar la consistencia para que no sean muy crujientes y secas. La idea es que queden esponjosas y suaves por dentro, y doraditas por fuera (Roskaritz, 2022).

Conoce el paso a paso para elaborar esta receta de galletas con chispas de chocolate y que queden bien melcochudas.

Receta de galletas con chispas de chocolate Campi®

Ingredientes para 10 personas

  • ½ kilo de maíz trillado.
  • 2 tazas de harina de trigo.
  • ½ taza de azúcar blanca. 
  • ¾ de taza de azúcar morena.
  • 1 taza de esparcible Campi®.
  • Un huevo grande y frío.
  • ½ cucharada de levadura o polvo para hornear.
  • ½ cucharadita de sal.
  • 2 tazas de chispas de chocolate o pepitas de chocolate.
  • 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla.
  • Hilo para amarrar.

Preparación de la masa

  1. Para comenzar a preparar esta receta de galletas melcochudas, mezcla en un recipiente la harina, la sal y el polvo para hornear. Reserva aparte.
  2. Con una batidora de varillas, bate la margarina Campi® empezando a baja velocidad y aumentando gradualmente hasta la velocidad alta. 
  3. Agrega poco a poco el azúcar morena. Mezcla bien durante 2 a 3 minutos, hasta que el azúcar esté totalmente integrada y sin grumos. 
  4. Luego, añade la mitad del azúcar blanca a la margarina y sigue batiendo la mezcla hasta que se forme una crema. Es decir, aproximadamente por 2 o 3 minutos más. Incorpora el resto del azúcar y bate nuevamente a velocidad alta por 2 a 3 minutos más. Este proceso se llama cremar la margarina y es necesario para que las galletas queden melcochudas. 
  5. Incorpora el huevo y la esencia de vainilla poco a poco. Bate la mezcla a baja velocidad hasta que el huevo y la vainilla se unan a la crema de margarina. 
  6. Retira la batidora y agrega a la crema la mezcla de harina poco a poco. Revuelve con una cuchara de madera y con movimientos envolventes de forma constante para que no se formen grumos. 
  7. Integra las dos mezclas de esta receta de galletas, hasta tener una consistencia suave y homogénea. 
  8. Añade las chispas de chocolate y revuelve para que se esparzan bien en la masa.
  9. Cuando la mezcla esté bien integrada, extiéndela sobre un plástico de cocina o papel film, y enróllala en forma alargada.

Preparación de las galletas

  1. Coloca la mezcla de galletas en la nevera para que se enfríe, durante una hora. Esto ayudará a que se endurezca y se fermente la masa para hacer buenas galletas. Incluso puedes dejar la masa un par de días en la nevera y eso hará que las galletas queden aún mejor.
  2. Prepara una bandeja para horno con papel para hornear o engrásala con un poco de aceite. 
  3. Cuando la masa ya se haya endurecido, sácala de la nevera y retírale el papel film.
  4. Forma bolitas de tamaño mediano para cada galleta. Esto lo puedes hacer con tus manos o ayudándote con una cuchara. 
  5. Coloca las bolitas separadas en la bandeja cubierta con papel de hornear. Lo ideal es que estén ubicadas aproximadamente a 2 centímetros cada una, para que al cocinarse no se peguen unas con otras. 
  6. Hornea las galletas a 180 °C durante 15 minutos hasta que estén doraditas. 
  7. Retíralas del horno y déjalas reposar por 10 minutos. Sirve y disfruta de esta receta de galletas que son perfectas para un refrigerio.

Tips para preparar la mejor receta de galletas melcochudas

Para que las galletas queden bien melcochudas, es importante que tengas en cuenta los siguientes tips:

  • Para que las galletas queden gorditas y no se sequen por dentro, utiliza la margarina fría de nevera. No uses una a temperatura ambiente y menos derretida.
  • Para esta receta de galletas, siempre utiliza dos tipos de azúcar. El azúcar morena le aporta humedad a la masa y es la clave para que las galletas queden suaves por dentro. Mientras que el azúcar blanca las hará crujientes por fuera.
  • Para que te queden bien melcochudas, ten cuidado de no batir de más la masa, una vez que incorpores la harina.
  • Deja reposar la masa en la nevera al menos una hora antes de hornear, incluso, si puedes más tiempo, es mejor.
  • Puedes incorporar nueces picadas y tostadas a la mezcla junto con las chispas de chocolate, para darles un sabor diferente.
  • También, puedes rellenar cada bolita con crema de avellanas fría para hacer otra versión.

Esta es la mejor receta de galletas melcochudas que puedes hacer para disfrutar en familia. Son galletas caseras, fáciles de preparar y con ingredientes que puedes conseguir sin problemas. Solo debes utilizar las cantidades exactas de los ingredientes y prestar atención al paso a paso para que te queden bien melcochudas. ¡Cuando estén listas, no podrás comer solo una!

Conoce más recetas con Campi® aquí.

BIBLIOGRAFÍA.