ABC de la alimentación saludable para niños en crecimiento

ABC de la alimentación saludable para niños en crecimiento

¿Quieres que tus pequeños tengan una correcta nutrición? Te enseñamos qué es y cuáles son las claves de una alimentación saludable para niños.

Asimismo, te explicamos sobre los nutrientes que debes garantizarles y las porciones adecuadas.

Alimentación saludable para niños: todo lo que debes saber

Los niños necesitan todos los grupos de alimentos para que sus órganos puedan crecer y desarrollarse de forma adecuada (ICBF y FAO, 2018a).

  • Diferentes tipos de proteínas forman los órganos.
  • La función de los carbohidratos es proporcionar energía. El cuerpo los necesita para muchas actividades como caminar, respirar, pensar, etc.
  • Las grasas y ácidos grasos son una parte importante de la membrana de las células y algunas hormonas.
  • Los minerales y vitaminas participan en todas las funciones corporales.

¿Cuáles son los nutrientes que debe contener una alimentación saludable para niños?

El Ministerio de Salud y Protección Social (2016) presenta una guía sobre los nutrientes que debe tener una alimentación saludable para niños y niñas entre los 7 meses y 13 años de edad.

Estos nutrientes son (Ministerio de Salud y Protección Social, 2016):

  • Carbohidratos: como cereales, arroz, trigo.
  • Proteínas: hay varios tipos de proteínas animales (carnes, huevos, leche, lácteos) y vegetales (frijoles y lentejas).
  • Grasas: como aceites vegetales, margarina Campi®, nueces y aguacate.
  • Vitaminas y minerales.

Escoge los mejores alimentos para tus pequeños

La alimentación saludable para niños debe contener entre 5 y 6 comidas diarias, es decir: desayuno, almuerzo, cena y 2 o 3 meriendas. Las comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) deben poseer todos los grupos alimenticios.

En cambio, las meriendas pueden contener solo dos de ellos. Así se aportan todos los macronutrientes y micronutrientes que tus niños necesitan para crecer y desarrollarse (ICBF y FAO, 2018a).

Ahora, lo preferible es brindarles productos naturales sobre los procesados. Pero, si quieres dar a tus pequeños alimentos empaquetados, revisa la tabla nutricional para escoger los de mejor calidad. Para ello debes tener presente (Mayo Clinic, 2020):

  • Busca alimentos con un contenido de grasas trans, colesterol y sodio que esté dentro de los niveles más bajos del valor diario; 5% o menos es bajo.
  • Busca alimentos con un contenido de fibra, vitaminas y minerales que esté dentro de los niveles más altos; 20% o más es alto.

¡Cuida las porciones!

Otro aspecto importante a tener en cuenta en la alimentación saludable para niños son las porciones. En las Guías alimentarias para la población colombiana se recomienda (ICBF y FAO, 2018b):

  • Entre los 6 a 11 meses dar a comer de 6 cucharadas a media taza al día de alimentos.
  • De los 12 meses al año media taza de alimentos en cada comida.
  • Del año a los 2 años una taza completa en cada comida.
  • Luego de los 2 años un plato pequeño, según los requerimientos calóricos del niño. Es decir que si hace actividad física, podrá necesitar una porción más grande.

Es importante que consultes con un nutricionista para tener certeza sobre las porciones que tú y tu familia deberían consumir.

El especialista puede explicarte a detalle las cantidades adecuadas de cada alimento.

Arma de forma adecuada el menú de tus hijos

Ahora sí, vamos con unos consejos prácticos para armar el menú de comidas de tus pequeños para que no les falte ningún nutriente:

  • Unta un poco de margarina Campi® en su pan, arepa o tortilla del desayuno. De esta forma aportas una porción de grasas a su comida y vitaminas liposolubles como la A y la D.
  • Agrega agua en su lonchera en vez de jugos y bebidas azucaradas. De esta manera, tus hijos disfrutarán de los beneficios de tomar agua como estar hidratado, mejor funcionamiento renal, y comerá menos calorías al día (Gavin, 2018).
  • Busca preparaciones diferentes y divertidas para animarlos a comer verduras. Un ejemplo puede ser palitos de zanahoria con salsa de queso o unos aros de cebolla crudos.
  • Incluye todos los tipos de proteínas en la semana, un día carnes rojas, dos días pescados, dos días de legumbres, etc. Lo importante es que sea variado para no aburrirles.
  • Agrega una pieza de fruta fresca a sus meriendas.

 

Sin duda, la tarea más compleja para lograr una alimentación saludable para niños es conseguir que coman frutas y verduras. Pero, una vez lo logras, tus pequeños podrán mantenerse saludables (OMS, s.f.).

Además, recuerda que si agregas todos los nutrientes en su alimentación diaria tus hijos estarán activos y tendrán energía para crecer y desarrollarse.

Tags: