Consejos para preparar desayunos ricos y saludables para consentir a tu familia

Consejos para preparar desayunos ricos y saludables para consentir a tu familia

Comenzar el día con una comida sana y nutritiva te proporcionará a ti y a tus pequeños energía para afrontar de la mejor manera las actividades diarias.

***

¡Y nada mejor que incluir desayunos ricos y saludables para recargar el organismo!

Es una excelente oportunidad de consumir alimentos que aporten nutrientes esenciales y que contribuyan con una alimentación balanceada (Mayo Clinic, 2020).

Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN) (2018), se trata de la primera comida del día y es considerada una de las más importantes, pues ayuda a reorganizar todos los cambios metabólicos que el organismo sufre durante la noche.

Además, establece que, para cubrir las necesidades energéticas diarias, debes incluir combinaciones de al menos tres grupos alimenticios en los desayunos.

Y es un momento que compartimos en familia y consentimos a nuestros niños.

***

Incluir desayunos ricos y saludables en la dieta de tu familia fomentará los principios de una buena alimentación.

***

Desayunos ricos: ¿cómo seguir una alimentación balanceada?

Es necesario que este sea equilibrado para mantener el cuerpo fuerte, y con mejores niveles de concentración y energía.

Un desayuno balanceado ayuda a que las personas se desempeñen mejor en el trabajo, ya que puede aportar el 25% de la ingesta calórica diaria (Delgado, 2020).

Por otro lado, incluir alimentos saludables en los desayunos para niños contribuirá a su crecimiento y desarrollo.

También, a que tengan un mejor rendimiento en el colegio y mayores probabilidades de participar en actividades físicas (KidsHealth, 2018).

Además, preparar desayunos ricos no requiere de mucho esfuerzo ni tienen por qué ser aburridos.

Por el contrario, es un momento para compartir en familia en donde puedes brindarles a tus hijos diferentes opciones deliciosas y divertidas.

Consejos para preparar desayunos ricos y balanceados

A través de un buen desayuno, el organismo puede absorber fibra, carbohidratos, grasas y las vitaminas y minerales necesarias para que funcione correctamente (Martin, 2017).

En este debes incluir cereales, proteínas, lácteos, frutas y verduras. Asimismo, se recomienda complementar con alimentos que aporten grasas saludables (FEN, 2018).

Para que tus desayunos ricos sean balanceados puedes optar por incluir tres de estos cuatro grupos básicos:

Cereales, mejor si son integrales

Los cereales, de preferencia integrales, aportan carbohidratos, fibra y un poco de proteínas.

Estos son esenciales para acelerar el metabolismo y proporcionar suficiente energía para toda la mañana (Betancourth, 2020).

Puedes combinar cereales con frutas y lácteos para preparar desayunos ricos como ½ taza de avena en hojuelas con leche y ¼ taza de frutas.

También, acompañar cereales con grasas como los pancakes o waffles con miel y margarina Campi® derretida.

Leche y sus derivados

Los lácteos como la leche, el yogur y el queso proporcionan un elevado contenido de nutrientes.

***

Estos aportan proteínas de alto valor biológico, grasa, hidratos de carbono y vitaminas liposolubles A, D, E y K.

***

Además, proporcionan minerales como fósforo y calcio, este último altamente absorbible (FEN, 2018).

Incluye las combinaciones variadas que más te gusten, como un yogur natural con ¼ de taza de granola con frutas.

Otra alternativa es optar por un batido de frutas, como el batido de fresas con leche.

Para prepararlo coloca por dos minutos en la licuadora un vaso de leche, 10 fresas y un toque de miel al gusto.

***

De esta manera, incorporas los lácteos a tu desayuno de manera fácil y rápida.

Proteínas, principalmente magras

El desayuno debe incluir su parte de proteínas magras, pues aportan grasas sanas, aminoácidos y vitaminas del grupo B.

Los huevos, frutos secos y las carnes magras son una excelente alternativa (Mayo Clinic, 2020).

Prepara para tu familia un sándwich integral de jamón y queso, aceite de oliva, lechuga y tomate para comenzar bien el día.

Otra opción para preparar desayunos ricos, que resulta muy nutritiva, es una tortilla rellena con huevos revueltos y queso.

Frutas y verduras, como elemento indispensable

Las frutas y verduras son indispensables en el desayuno, aportan muchos antioxidantes y facilitan la asimilación de nutrientes.

 

***

Además, contienen azúcares naturales que ayudan a sentir energía y saciedad por más tiempo (FAO, s.f.).

***

 

Incluye siempre combinaciones de frutas y verduras frescas para acompañar cereales, lácteos o un smoothie natural y saludable.

 

***

Con estos consejos puedes preparar desayunos ricos y saludables que contribuyan a seguir una alimentación balanceada.

Son ideas que incorporan una variedad de ingredientes de cada grupo de alimentos para que tu familia tenga energía y vitalidad durante todo el día.

BIBLIOGRAFÍA.

– Betancourth, C. (24 de julio de 2020). 8 desayunos fáciles, sanos y nutritivos. Mejor con Salud. Recuperado de https://mejorconsalud.com/8-desayunos-faciles-sanos-y-nutritivos/

– Delgado, E. (23 de julio de 2020). La importancia del desayuno. Mejor con Salud. Recuperado de https://mejorconsalud.com/la-importancia-del-desayuno/

– FAO (s.f.). Guía de necesidades nutricionales. Recuperado de http://www.fao.org/3/am401s/am401s03.pdf

– FEN. (13 de febrero de 2018). Día nacional del desayuno. Recuperado de www.fen.org.es

– KidsHealth. (2018). Desayuno. Recuperado de https://kidshealth.org/es/kids/breakfast-esp.html

– Mayo Clinic. (20 de marzo de 2020). Desayuno saludable: opciones rápidas y flexibles. Recuperado de www.mayoclinic.org

– Martin, L. (21 de mayo de 2017). Esto debe tener un buen desayuno. AS. Recuperado de https://as.com/deporteyvida/2017/05/21/portada/1495317865_089244.html