Cuidados del sistema inmunológico en niños | Campi®

Alimentación y cuidados del sistema inmunológico en niños

Alimentación y cuidados del sistema inmunológico en niños

¿Quieres subir las defensas de tus hijos y protegerlos de enfermedades? Entonces debes implementar una buena alimentación, pues este es uno de los cuidados del sistema inmunológico más importantes. Nosotros te contamos cómo, cuándo y con qué debes alimentar a tus pequeños para potenciar su sistema inmune.

Cuidados del sistema inmunológico en niños.

El sistema inmune se compone de células, órganos y tejidos especializados (Hirsch, 2019). Todos ellos necesitan de diversos nutrientes (carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales) para funcionar. Por eso, una alimentación balanceada siempre es y será importante dentro de los cuidados del sistema inmunológico (Childs et al., 2019).

4 Hábitos alimentarios que fortalecen el sistema inmune

La regla de oro para fortalecer el sistema inmune de los niños y mejorar el funcionamiento de cualquier otro órgano es llevar una alimentación balanceada (Childs et al., 2019). Es decir, una dieta variada que incluya todos los grupos alimenticios y nutrientes esenciales. Conoce a continuación 4 hábitos indispensables para tus hijos:

#1 Frutas y verduras de todos los colores

Cuidados del sistema inmunológico en niños.

La OMS (2018) recomienda que los niños, adolescentes y adultos consuman 400 gramos diarios de frutas y verduras. Este es uno de los cuidados del sistema inmunológico más importantes. Las frutas y verduras contienen diferentes vitaminas y minerales que son necesarios para el funcionamiento de las células inmunes (Hardvard T.H. Chan, s.f.). Por ejemplo: Vitamina A, C, D, hierro, zinc selenio y cobre.

#2 Una porción de proteínas en todas las comidas

Cuidados del sistema inmunológico en niños.

Las proteínas son necesarias para formar las células y los anticuerpos que participan en la respuesta inmune (Peng et al., 2007). Por esta razón, una alimentación saludable para niños debe incluir proteínas en todas las comidas.

Estas pueden ser de origen animal (huevos, leche, carnes) o vegetal (legumbres). Los menores de 4 años necesitan aproximadamente 18 gramos de proteínas al día y los mayores de 4 años, 50 gramos diarios en promedio (Ministerio de Salud, 2011).Es importante recalcar que estos son puntos de referencia porque el requerimiento diario de proteínas también varía según el peso de cada persona.

#3 Más fibra para tu barriga

Cuidados del sistema inmunológico en niños.

La fibra soluble ayuda a mantener la flora intestinal., la cual esta compuesta por unas bacterias benéficas que se ubican en los intestinos y previenen la entrada de toxinas y microorganismos desde el tracto digestivo hacia el interior del cuerpo (Childs et al., 2019). Los niños necesitan comer de 19 a 25 gramos de fibra cada día, para ello se recomienda el consumo de frutas, verduras y cereales integrales (Ministerio de Salud, 2011).

#4 ¡Cuidado con los suplementos!

Los suplementos multivitamínicos pueden ayudar a corregir carencias de algunos nutrientes. Sin embargo, cuando se toman de forma inadecuada, pueden producir problemas de salud como intoxicaciones o desbalances de los minerales y vitaminas. Por eso, evita dar multivitamínicos a tus pequeños que no han sido recetados por un nutricionista (Hardvard T.H. Chan, s.f).

Potencia el sistema inmune con los alimentos adecuados

Ahora bien, algunos alimentos pueden aportar más a las células inmunitarias que otros. Por eso, puedes incluirlos en la rutina de cuidados del sistema inmunológico. Ejemplo de ellos son (La Vanguardia, 2020):

  • Naranjas: Esta fruta es alta en vitamina C y puede comerse a diario. La recomendación es comerlas enteras, porque de esta forma también te aportan fibra.
  • Nueces y otros frutos secos. Lo ideal es ingerir una ración de 20 gramos 3 veces por semana como onces o mezclarla en tus preparaciones.
  • Lácteos. Los niños pueden comer a diario una porción de ellos en el desayuno o cena. También es recomendable consumir derivados fermentados como el kéfir y el yogurt.
  • Productos enriquecidos con vitamina A y D como la margarina Campi®. Puedes untar un poco de ella a diario en tus panes y tostadas.

Anímate a integrar estos sencillos cuidados del sistema inmunológico en la rutina alimenticia de tu pequeño. Estos te ayudarán a conseguir los nutrientes esenciales que su cuerpo necesita y asimismo a subir sus defensas.

BIBLIOGRAFÍA.